Archivo por meses: agosto 2008

ARTE PLASTICO

Pienso, que ningún dibujo o pintura figurativa cumple la función de representar la realidad, aunque sea representativa. La realidad que vemos siempre la modificamos consciente o inconscientemente por nuestra propia visión, la que cada uno tiene, ¿como determinar el grado de luminosidad y valoración le da uno y otro frente a un color? si en esto tan sencillo no es comprobable ¿como podemos evaluar las diferencias en lo mas complejo? Esta es una diferencia interpretativa, que se agudiza cuando la manifestamos externamente, dependiendo de la maestría del artista para expresar lo que siente. Sin técnica podemos expresar lo que se siente, otra cosa es que el otro se entere.

La pintura

La pintura siempre muestra una parcela de la realidad y es inevitable que no hable del pintor. Ya que la obra no es solo la materialización de la percepción de un hombre, sino la puerta de entrada a su mundo interior. La pintura nos habla del pintor, de su sensibilidad, de su intelectualidad, de su temperamento, de su complejidad o sencillez … y nos habla de lo que sabe pero también de lo que ignora.

El Pintor

Hay pintores que creen que deben mostrar en forma directa su interior, incluso hasta se despreocupan de mostrar la realidad exterior. Hay algunos que prefieren lo intelectual y complejo, y cuanto mas complejo mejor. Y otros optan por la simplicidad. Hay pintores que de la realidad exterior solo ponen el acento en una parte de ella, como por ejemplo los ideales políticos o filosóficos. Así su pintura es partidista y su línea temática puede llegar a ser ideológica. Hay quienes ponen el acento en lo religioso, hoy casi nadie, salvo para denostar. Hay pintores que son ellos mismos su pintura, porque ponen el acento en el artista mas que en el arte y ven arte solo por estar hecho por ellos, que son los artistas. Hay quien pone el acento desmesuradamente en la expresividad, sin dar ningún crédito a la técnica que tantos siglos nos a costado conseguir.
Es decir, la variedad es enorme y podría seguir un buen rato con esto, pero lo mas importante y que de alguna manera es lo que cuenta, que no siempre somos conscientes de lo que mostramos de nosotros mismos cuando pintamos, hablamos o escribimos, y me parece que tampoco somos muy conscientes que, entre los que miran nuestra obra o nos prestan su atención, hay quienes saben apreciar lo auténtico.  

SENTIDO ARTISTICO

Ver la realidad en sentido artístico es para mi contemplarlo en sentido de belleza y de riqueza. Claro está que vivimos en un mundo muy complejo donde el sentido de arte, belleza o riqueza esta visto de tantas maneras diferentes que habría que determinar tantas cosas para ser comprendido, que más vale dejar a cada uno con lo que quiera y pueda.

Bienes transferibles e intransferibles

Lo que me resulta mas paradójico es que, considerada la riqueza solo en su aspecto material, el hombre cuando muere quisiera llevársela toda, e irremediablemente, la tiene que dejar. Mientras que, aquellos cuya riqueza es interior, desearían dejarla toda para beneficio de los demás y sin embargo están obligados a llevársela. Porque mientras los bienes materiales se transfieren, los bienes espirituales no.
Apenas se puede hacer alguna manifestación externa y siempre superficial de ese contenido, que por otro lado sólo se dan en ciertas circunstancias, ya que -por lo que he comprobado en la relación personal con esta categoría de hombre- no son muy amantes de dar a conocer su intimidad, y por el otro no encuentran en los demás el interés que se requiere para manifestarla. De todas maneras solo podrán enterarse de lo que piensan, pero nunca llegarán a conocer lo que perciben y sienten, por esto, mas que por otra cosa es intransferible.

Desinterés

El artista cuya percepción, sentimiento y pensamiento lo hace feliz, en su silencio y soledad, sufre al ver la falta de interes ajena por aquellas cosas que a el lo construyen, porque ante esa indiferencia su necesidad de volcarse en otro se ve frustrada.

La pintura

La pintura es para mi una de las formas que tenemos algunos de manifestar la felicidad o tristeza interior, que sentimos ante la contemplación de la realidad. Pero el solo hecho de manifestarla no lo convierte en arte, esto se da para mi, cuando se conjugan tres elementos esenciales; conocimiento, creatividad y sensibilidad.