Archivo por meses: noviembre 2008

CIVILIZACION
La noche oscura

Estamos en plena noche, oscuridad casi total. Y falta mucho para el amanecer. Mientras la gran mayoria duerme, algunos permanecen despiertos, trabajando para el nuevo día.

ARTE

Diseñar es proyectar una idea en la búsqueda de su realización, pero es mucho mas que proyecto.
Sensibilidad, conocimiento y creatividad son los elementos esenciales que se necesitan para esta labor.
En el acto de diseñar no nos jugamos la vida si no vamos a vivir dentro de ella, no es lo mismo diseñar un edificio que un cuadro. Pero de todas maneras el diseño es algo independiente del creador del diseño.
El diseño de nuestra vida tiene características similares pero también grandes diferencias, ya que al proyectar nuestra vida vamos diseñando con ella nuestra propia personalidad.

Estructura

Igual que en cualquier diseño, pero muchísimo mas complejo, en la realización de nuestra vida, mientras nos ocupamos de proyectarla, no podemos olvidar que nuestras coordenadas personales forman parte -queramos o no- de una estructura general, un todo. Si no tenemos en cuenta esto, y que nuestra vida esta integrada a una estructura general con el resto de las partes, sin una estructura solida el diseño carece de fuerza, y es un diseño tan incoherentemente como débil . Porque no se pueden ajustar los elementos en el aire o en limites indefinidos. Necesariamente para que haya armonía todos los elementos necesitan sostenerse en un marco de contención.

Composición

La composición de nuestra vida comprende las mismas características que se aplica para todo buen diseño:
Requiere estar constituida por una estructura global presidida por la coherencia de sus distintos elementos, conocer cuales son las coordenadas esenciales que debemos trazar para que la obra tenga unidad, conocer la relación entre todos los elementos, una escala de valores precisa pero teniendo en cuenta la mayor gama de matices que podamos percibir, la proporción que guarda cada cosa con la otra y todas con el marco de referencia. Saber que es lo importante y lo secundario, cuales son las verdades trascendentes a la que debemos ajustarnos y cuales las verdades relativas o parciales, que podemos cambiar porque ya cumplieron su etapa y función. Discerniendo que cosa debemos desechar porque no sirven, desunen la obra o generan conflicto, y cual conservar o modificar.

Movimiento

Pero por sobre todo teniendo en cuenta los ritmos de cada elemento para que acompañen al movimiento general de la obra. Y fundamentalmente contar con una rica dosis de buen gusto, para adornar todo con detalles maravillosos.
Teniendo en cuenta todos estos elementos podremos comprobar que una estructura no tiene porque ser estructurada así como una buena organización puede muy bien parecer desorganizada.

Obra de Arte

Esto tiene sentido solo si queremos aspirar a que nuestra vida sea una obra de arte, porque también podemos no aspirar a nada, o mejor dicho, a solo sacar provecho egoístamente de lo que la vida en general nos brinda, sin otra aspiración que esa. También es una opción, no lo niego, pero me parece totalmente pobre.

Arte de Vivir

Teniendo en cuenta todo esto y volviendo al asunto de la estructura -tan despreciada en estos tiempos- podremos aprender que una estructura no tiene porque ser estructurada. Porque, si bien en la vida y en el arte no se puede improvisar todo el tiempo, y se necesita de una estructura para sostenerse en pie, también hace falta una gran libertad de espíritu para moverse con soltura, ahogarse en la estructura no habla mal de la estructura, sino de quien se somete a ella.

PINTURA
Poema al Movimiento / Alberti

A ti donaire alado, forma en vuelo,
raudo volumen que la luz reanima
y en el movible espacio determina
la paralela sombra de su anhelo.

A ti, persecución, múltiplo en celo,
circulo en fuga, aljaba y jabalina;
rebelión de lo estático y divina
dinámica arcangélica del cielo.

A ti, soplo contrario a lo imposible,
perpetua agilidad, tallo flexible,
sangre en tensión, feliz musculatura.

La vida de la vida es promoverte
Tu victoria, la muerte de la muerte,
A ti, libertador de la Pintura.

Rafael Alberti fue dramaturgo y poeta español. Nació en Cádiz Periodo: 1902 -1999

CULTURA
Sensibilidad / Expresionismo

Entender como se fueron dando las cosas en el mundo para que hoy estemos sumidos en una confusión general no es tarea imposible, lo verdaderamente difícil es pretender entenderlo desde un solo punto de vista y con conocimientos inconexos, ya que la realidad solo puede ser bien interpretada desde la consideración y relación de todas las cosas sabidas. Y la totalidad de las cosas sabidas incluyen tener en cuenta también los datos mínimos, aquellos aparentemente intrascendentes. Lamentablemente descuidados por las mayorías, por algo que es natural: los buenos investigadores, los realmente buenos en cada actividad humana, siempre son minoría.
A principios de siglo XX, en el año1905 se realizó en Francia una exposición de artistas jovenes, hasta ese entonces desconocidos. Era en el Salón de Otoño de Paris. Eran cudros novedosos, de espíritu exasperado, precursores de una nueva estética. Contrastando violentamente con aquellos cuadros se alzaba en medio del salón una estatua de estilo clásico. Al verla un critico exclamó: “Miren a Donatello entre las fieras”
No sospechó el critico al decir estas palabras que estaba bautizando un movimiento artístico. “Fieras” en Frances: “Fauves” La frase corrió por Paris y luego por el mundo. Así se incorporó el fauvismo en la historia.
Muchas cosas con el tiempo se olvidan o no se aprenden, pero siempre dejan su estela. Estos artistas jovenes eran discípulos de Gustave Moreau. Este pintor fue sin ninguna duda un precursor, pero por su estética decadente. Esta frase de el muestra su filosofía, “ el arte es la persecución encarnizada, mediante la plástica, del sentimiento interior”. Los fauves impugnaban violentamente el pasado, se proclamaban enemigos de la tradición, rechazaban la representación de la realidad y aspiraban solo a expresar por medio de la pintura sus sensaciones. Se oponían al equilibrio de los clásicos y al refinamiento de los impresionistas, realizaban una pintura de violentas oposiciones tonales, colores detonantes, fuertes síntesis de formas, atrevidos en la deformación de las figuras, empastaban también de manera original, un sentimiento primario, rudimentario los animaba, Muchos de los participantes de este movimiento se dispersaron como era de esperar en distintas corrientes expresivas, una de ellas “el expresionismo”. Los fauves y los expresionistas hicieron un arte de acento individualista, sostenido primordialmente por el instinto.
No cabe duda de que ellos eran jovenes sensibles y que tuvieron la capacidad de manifestar medio siglo antes la perturbadora revolución cultual llevada a cabo despues del sesenta y ocho.

info@guillermopena.com.ar

SENSIBILIDAD

En el año 1976 yo estudiaba pintura en el taller de Rodrigo Rivero, un día el maestro me mostró un papel con unas palabras que al leerlas me emocionaron, de inmediato tome nota y la he conservado hasta hoy, son las siguientes:

El Estudioso
“Desde los seis años sentí el impulso de dibujar las formas de todas las cosas. Hacia los cincuenta expuse una colección de dibujos; pero nada de lo ejecutado antes de los setenta me satisface.
Solo a los setenta y tres pude intuir siquiera aproximadamente, la verdadera forma de las aves, peces y plantas. Por consiguiente a los ochenta, habré penetrado la esencia de todas las cosas.
A los cien, habré seguramente ascendido a un grado mas alto, indescriptiblemente, y si llego a los ciento diez años, todo, cada punto, cada línea, vivirán.
Invito a quienes vivieran tanto como yo, a verificar si cumplo esta promesa. Escrito a los setenta y cinco años, por mi, antes Hokusai, ahora llamado Huaquivo-Royi, el viejo enloquecido del dibujo”

Hokusai murió a los ochenta y nueve años. Dibujante, pintor y grabador japonés Nació en Edo, actual Tokio. Periodo: 1760 -1849

info@guillermopena.com.ar

CULTURA
Arte / Negocio

El mundo ha entrado vertiginosamente, hace mas de medio siglo, en la famosa sociedad de consumo. Es evidente que ha traído innumerables beneficios. Pero es sumamente necesario conocer también las consecuencias negativas que nos ha producido vivir en ella, para contrarrestar sus efectos.
Una consecuencia negativa global es que la atmósfera cultural que generó la sociedad de consumo – y es la misma que venimos respirado nosotros- hizo que entendamos la vida en sentido de negocio: resultados rápidos, prácticos, útiles y productivos. Hay muchos que se lo han tomado tan en serio que para ellos todo es negocio, y lo demás, la ética, la estética, la verdad, el bien… han pasado prácticamente a un plano o dimensión casi inexistente, solo utilizandolo cuando coviene en el lenguaje demagogico, para sacar algun redito económico o político.
Por eso se han montado negocios en términos absolutos. Y sobre la base del negocio en términos absolutos, todo vale.
Las escuelas abstractas, concretas y no figurativas, son manifestaciones artísticas como cualquier otra, pero en un mundo donde de todo se hace un negocio el arte pasa a ser un espectaculo excibicionista, utilizandolas para engañar enmascarndo la falta real de talento .
A veces pareciera que nos olvidamos de esto: que hay muchos que viven del negocio del engaño, creo que lo sabemos todos, simplemente no lo tenemos tan presente cuando juzgamos lo que se dice y lo que se hace por ahí.
Cuando se construye la propia vida sobre la base del engaño, la trama que se arma es tan esclavizante para el mismo individuo que la forja como para sus victimas, tan es así que aunque quiera salir de eso en la gran mayoria de los casos no se puede. El Frankenstein se le vendría encima con su brutalidad para aplastarlo. Por eso es un mal enraizado e imposible de eliminar.
Cuando muchas veces nos preguntamos ¿porque no se solucionan los problemas? Las respuestas serian múltiples pero quizá cabria preguntarse ¿porque van a solucionarlos si viven de ellos?
Ante una civilización que se desmorona aún quedan muchas esperanzas, porque la sociedades también tienen sus anticuerpos, y si somos de los que aman el bien, y si no hemos perdido las esperanzas, podemos hacer mucho, primero aceptando cuanto hay en nosotros de esta cultura de los resultados fáciles y rápidos. Y empezar a valorizar -ejercendola- la cultura de la reflexion y el silencio, de la lectura y el estudio lento, redescubriendo el valor absoluto de decir siempre la verdad.

info@guillermopena.com.ar