Archivo por meses: enero 2010

ANALISIS

Todas las cosas analizables tienen por lo menos dos caras, a veces son simples como una moneda. Otras, la gran mayoría, más complejas que un rubí. Una moneda tiene una cara y solo una que se le opone, un rubí, o una esfera, en caso de que sea facetada, tiene muchas caras y solo una se opone a otra en forma absoluta, todas las demás por su inclinación tienen algo en común con sus opuestos. Con la realidad y la verdad objetiva –la realidad convertida en concepto- pasa lo mismo.

1) Pensar bien ayuda enormemente a ser buenos, pero no somos buenos por pensar bien sino por poner por obra lo que pensamos.

Muchos teóricos que pueden ser una maravilla pensando, desconciertan después cuando actúan.

2) Pero tampoco esperar -ni escandalizarse- de las conductas humanas como si fuéramos todos personajes idealizados de novelas románticas. Somos de carne y espíritu. Y la carne pesa. Somos seres reales, con enormes dificultades para mantenernos “parados”, en lucha permanente por no dejarnos llevar por la inclinación a lo horizontal.   Lucha que se hace sumamente atractiva con un Dios clemente, pero durísima en la soledad del huérfano por propia voluntad.

3) Tampoco podemos usar nuestras deficiencias como escudo para justificar lo que hacemos, y lo que no hacemos. Y excusarnos echándole la culpa de todo a los demás o al “sistema opresor”.

4) Tampoco podemos creer que solo es bueno el que “hace”, el hombre de acción, el que se lo ve trabajar socialmente, esto obviamente es muy bueno, pero no necesariamente puede ser por amor y bondad.

Síntesis:
A) La bondad y el amor está en el “hacer” cuando el “hacer” esta inspirado por el amor y la bondad.
B) La dificultad extraordinaria o la imposibilidad de “hacer” no anula la recta intención de amar y ser bueno.

Síntesis final:
falta de libertad exterior no anula la libertad interior.

ORGULLO

El mayor beneficio del amor propio es el de brindar la disposición básica para amar todo lo demás.
Y la mayor contra cuando es absoluta y exclusiva, porque incapacita totalmente.

El exclusivo amor propio es un sentimiento narcisista al extremo de, solo tener ojos para mirarse a si mismo,
pero con una mirada cómplice con el propio orgullo ya que se miente, viendo solo lo que quiere ver.

Así, se olvida de lo que es, enamorándose de lo que no es…de la imagen que se hace de si mismo.

ALIENADOS

Pequeño cuento de un niño libre en un sistema opresor.

La guerrilla salió como tantas veces a hacer recia de niños, en esta ocasión capturaron a diez ejemplares para convertirlos en futuros guerrilleros. Para esto recibirán muchas enseñazas con el objetivo de cambiarles la mentalidad, adoctrinarlos para que sirvan a la causa, cambien sus valores por los que ellos le inculquen. Entre muchas cosas a cambiar es la visión que tienen de su propia familia y sus padres, puesto que a partir de la captura tendrán que pasaran para ellos a ser parte de los enemigos.

Nueve de los privados de su libertad asimilan las enseñanzas, pero uno sigue manteniendo sus valores, los que le enseñaron sus padres, y es precisamente éste el que siente con más crudeza y consciencia la opresión, puesto que los demas se acomodaron al molde impuesto y el por su rebeldía -si esta obligado a manifestarla exteriormente, por acción u omisión- es el que sufrirá más por los enormes castigos que le impondrán.

Lo paradójico, que el que es verdaderamente libre y digno de humanidad es el que siente la alienación y esclavitud de los demás.

LIBERTAD

Según entiendo y observo:

El alienado es un ser inconsciente de si mismo, es mucho peor que un ser privado de su libertad, puesto que lo que perdió es su libertad interior.
A la alienación se llega por falta de ejercicio intelectual, la pasividad o pereza mental lleva a no discernir entre las cosas que continuamente nos llegan y que, por la tendencia a lo fácil que todos tenemos, nos quedamos con lo aparente y nos parece bien. Asimilamos lo que dicen sin pasarlo por el tamiz de nuestro propio análisis o un análisis deficiente. El insuficiente concepto de libertad que hoy tenemos hace que no comprendamos las enormes posibilidades de ser libres que cada uno tenemos y que no la aprovechamos, no solo por éste error de concepto, sino por no haber hecho nada en lo personal por averiguar la verdad.
En éste sentido podemos decir que la verdad hace libres, pero el mayor problema que a la verdad no se llega por la vía de la inteligencia si esta no esta unida a una disposición interior inclinada hacia lo bueno, lo verdadero y lo bello. Una disposición que no entiende de razonamientos, ve o no ve, es o no es, en el fondo un gran misterio. Por esto, lo que garantiza estar en la verdad tampoco es trasladable a otra persona, aunque lo podamos trasmitir.

Pero estar en la verdad no es ser libre en el sentido de “libre completo”, puesto que esto solo le es posible solo a los que se liberan totalmente de la materia y eso no es posible mientras estemos unidos a un cuerpo material y social.
A la verdad se llega, -aún en medio de enormes imperfecciones y errores- por el camino del bien ajeno, cuando vamos ejercitándonos pacientemente en acompañar a la buena disposición con buenas obras, y a las buenas obras con razonamientos acordes. Podríamos conocer millones de personas que han sabido llevar a la práctica su ideal de libertad, que nos podrían servir de ejemplo. Solo hace falta buscar donde corresponde.

El hombre es un ser integral que como tal, cuando el intelecto avanza con independencia del resto – buena disposición y conducta- termina siendo un monstruo egocéntrico, aunque su semblante externo sea limpio y prolijito.

ARTE

Aprecio a todos los que entran en mí blog y leen lo que escribo, pero tengo un cariño especial por los que me dejan su opinión o me plantean los interrogantes que mí pensamiento les suscita. Porque no siempre lo que escribo trasmite fielmente mí pensamiento, las palabras y mí capacidad hacen lo que pueden… y me satisface poder concretar una comunicación también personal.

En el futuro, si me escribís un cometario, te cuanto que me gustaría que no seas un anónimo, te podes inventar un nombre si no querés dejar el tuyo, de esta manera me hace sentir más próximo a vos y además me permite individualizar de quien proviene cada comentario, desde ya gracias.

Con respecto a tus preguntas te doy mí opinión:

Para mí pintar no es sinónimo de artista, ni es necesariamente aquel que transita el mundo del arte ( puede ser tan solo un buen comerciante). Pintar es un oficio como cualquier otro. El artista -tenga el oficio que tenga- es aquel que hace lo suyo con pasión y sabe encontrar belleza en lo que ve, para esto necesita de cierta dosis de creatividad ya que la realidad viene siempre en crudo, como la arcilla. La creatividad es para mi, la acción de generar una idea nueva inspirada en anteriores. Pero no se acaba con estas palabras el termino, apenas es un pálido esbozo.

Todos necesitamos de la aprobación de los demás, y quisiéramos ser aprobados por todo mundo, eso es una necesidad natural, solo que se envicia cuando por conseguir aprobación dejamos de ser lo que debemos ser, para ser lo que los demás estipulan. Pero esto no responde a tu pregunta de hasta donde buscar o esperar la aprobación: creo que hasta el limite donde nuestra dignidad no se ponga en juego.

Y termino respondiendo tus dos ultimas preguntas:

Podemos buscar la aprobación por múltiples motivos, yo te puedo decir porque la busco yo, en el caso de la pintura porque sino ni la mirarían, y ¿porque quiero que la miren?. para producirles en la medida de lo posible, un placer espiritual. Y además porque deseo ser reconocido, si, y lo digo con todas las letras, ¿porque? Por vanidad? No, seria demasiado estúpido. Porque, si soy reconocido, podría vivir exclusivamente de la pintura mí segunda pasión y podría dedicarme además a seguir estudiando y escribiendo, que son mí tercera y cuarta pasión, sin necedad de preocuparme por pagar las cuentas. Y podría satisfacer mis ansias de llegar a más gentes, porque quiero a éste mundo apasionadamente y a toda la gente, que para mí es “mí gente”. Mí primera pasión. Por esto quiero satisfacer a “terceros”, pero no para envilecerlos ni envilecerme yo con lo que hago.

VACIO

Veo al hombre actual en constante huida de si mismo, para escapar de sus opresores miedos. Un hombre angustiado que no quiere pensar más que en lo que acontece fuera de si mismo porque le aterra pensar en si mismo, un hombre desesperado con ansias de llenar su pena con mil pequeñas bagatelas. Un hombre que le aterra la muerte, el paso de los años, hasta cumplir años!!.
Un hombre angustiado, porque también le aterra la vida, lo que le vaya a pasar.
Veo un hombre que no cree poder salir de esa trampa mortal por otro medio que por la evasión, ir detrás de cosas casi con desesperación, para tapar o ahogar su angustia existencial. Un hombre que niega estar mal porque no puede aceptar estar equivocado.
Un hombre perdido de si mismo, que no quiere pensar en si mismo para no ver su triste realidad interior.

Hace apenas algunas generaciones los hombres sin fe sufrían éste vacío al llegar a la edad madura, cuando les quedaba poco hilo en el carretel, hoy éste vacío profundo lo sufren también los jóvenes de veinte, y me animaría a decir los niños, que han perdido mucho de esa inocencia y candor de aquellas generaciones. Y no creas que pienso en volver al pasado, no! la historia jamás va para atrás, pienso en el futuro, aunque no solo en el, porque el pasado nos advierte!

No limites la acción de pensar solo a elegir, si hacés esto a aquello, si vas a ese lugar o ese otro, si te levantas temprano o más tarde, si te comprás esto o lo otro, si tenés ganas o no,
si salís o te quedas, estas son simples elecciones prácticas que no es propiamente “pensar”.

Pensar es una aventura maravillosa de la que solo la disfrutan los que hacen el ejercicio, y al usar solo tu pensamiento para eligir tu libertad es la que está en juego, que digo en juego, está perdida en el profundo vació interior.

La humanidad no va a mejorar si no cambia el pensamiento colectivo. Y tus expectativas seguirá siendo desesperantes si no cambiás el rumbo de tu pensamiento, y el rumbo se cambia pensando. Después vendrán tus elecciones. Y la dificultad de ponerlos en práctica.

ARTISTA

Paradoja

Si pinto de una manera tratando de ser original y personal para que el público me identifique claramente entre la multitud de artistas,
me limitará la evolución y condicionará mí futuro. Con el tiempo voy a tener miedo de salirme de la línea que esperan y que yo solo me metí.

Tengo que acostumbrarlos de entrada, a que no se encuentren con una personalidad artística “evidente”, y que mí pintura no sea predecible,
porque el artista tiene que intentar superar ampliamente las expectativas del publico, también en éste sentido, porque sino, tarde o temprano
deja de ser él, para ser lo que el publico quiere y espera.

Pero, no hacer lo que el público quiere y espera no significa ir en contra de sus gustos, es más, lo importante es satisfacerlos.

Para tener un buen final es muy importante encarar un buen principio.

PROYECTO

JOVENES EN MOVIMIENTO
en búsqueda de identidad

¿Que significa ser joven?

¿Que significa encontrar la identidad?

ALIENACION

Según entiendo y observo:

El hombre alineado es una especie de ser “domesticado”. Dejo constancia que, aunque esa palabra es muy gráfica, siento cierto rechazo en usarla para referirme a los seres humanos, prefiero usar el término para cuando hablo de animales.

Es posible -y de hecho ocurre- realizar un daño permanente en la psicología de una persona y convertirlo en un alienado. Pero “permanente” no significa para mí lo mismo que “eterno”. Un ser alienado puede salir de su alienación – aunque con mucho esfuerzo y luz especial- y comenzar a abrir los ojos.

El problema que, cuando una persona llega a la alienación ya no esta dispuesta a pasar la barrera de sus prejuicios. Se dice a si mismo: yo pienso así y no voy a cambiar.
Es determínate y absoluto. Es una persona que le falta la capacidad-porque no la adquirió o la perdió- de analizar serenamente las cosas de la vida. Porque ve las “cosas” por separado, de la vida y entre ellas. Es un impaciente que no llega a reunir ni relacionar nunca todas las pruebas posibles, por eso no ve conexión entre ellas. Ni analiza la calidad de los testimonios ni testigos- porque prefiere quedarse con su propias ideas, preestablecidas por el mismo claro.

Sus conocimientos están como en compartimentos estancos, colocados cada uno en su cajita, quizás perfectamente ordenadas, pero sin conexión entre ellas, porque cuando abre una cierra la otra. Cuando algo le llega a su cerebro busca instintivamente en que cajita se ubica, y si no entra la rechaza, no admite modificación.
La cabeza del no alienado es muy diferente, su análisis es más sereno, no deja que el apasionamiento lo perturbe, y no se deja llevar por las primeras impresiones, sabe esperar, no da su veredicto hasta tanto no reúna todo el material, incluso se sabe “limitado” por eso deja abierta la puerta en espera de un nuevo dato que pueda corregir alguna imprecisión. Esta atento fundamentalmente, a aquellas ideas que se oponen a las suyas, que ponen obstáculos a su libertad de pensamiento, y no las pasa por arriba como un rudimentario o prehistórico pasaría por la vida.

Cunado un alienado ve o escucha lo que no le gusta, no se detiene a considerar porque, o si no habrá algo o mucho de verdad, lo acepta o rechaza. Es un ser extremo, que se cree autosuficiente y es absolutamente prejuicioso.

LIBERTAD

Según entiendo y observo;

La búsqueda de la libertad esta asociada a la idea de felicidad. Y la libertad en si misma, como la concreción perfecta de nuestra voluntad. Es libre el que hace lo que quiere. Esencialmente esto es así, y no hay mucho que decir, sin embargo lo “esencial” no es el “todo”. Es solo “esencia”. Puesto que habría que descubrir si aquello que queremos y vamos en su búsqueda haciendo nuestra voluntad, es realmente bueno para nosotros y para los demás. Porque hay mucha cosas apetecibles que son parcialmente buenas sin embargo son integralmente malas. Te diría por ejemplo, para tomar un caso extremo, las drogas, No cabe duda que es un bien parcial sino nadie se drogaría. Los efectos que produce son altamente placenteros pero todo indica que son extremadamente nocivas para la salud física, psicológica y social general.

Por lo tanto: es libre el que hace lo que quiere, pero no es feliz el que hace todo lo que se quiere. Para ser feliz es necesario no ser totalmente libre, es necesario una libertad con condiciones.