Archivo por meses: mayo 2010

EVOLUCION

La humanidad entrará en la etapa de la verdadera evolución cuando cada uno dejemos de mentirnos.

Muchas veces es realmente muy difícil decir la verdad. Aunque lo importante – sabiendo que estamos obligados a vivir con lo imperfecto- es determinarse a ser lo más sinceros posibles, aunque algunas veces por cortesía, no podamos decir la verdad.

Pero la gravedad de la mentira en el mundo pasa más por no ser sinceros con nosotros mismos y no procurar ser coherentes entre lo que pensamos, decimos, y nos mostramos.

OBJETIVIDAD

Según entiendo y observo:

Para juzgar objetivamente la condición humana es necesario salirse de ella y verla desde afuera, y en la medida de lo posible desde arriba, porque no se puede ser juez y parte.
Aunque si no nos ubicarnos simultáneamente en el lugar más bajo sabiéndonos experimentadores de las mismas miserias, no creo que se pueda ser muy objetivo tampoco.

A simple vista puede parecer una actitud arrogante ver todo y a todos desde arriba. El riesgo que siempre se corre es el de ser mal interpretado. Aunque, a decir verdad más que
riesgo es una realidad palpable, pero esto es algo a lo que hay que acostumbrarse porque es propio de la condición humana.

NATURALEZA

Según entiendo y observo:

Cuando se habla de naturaleza creo que todos entendemos más o menos de que se trata. Aunque hay algunos que pretenden negarla.
Para mí naturaleza es “función y materia” porque está determinada por estos dos hechos. La función nos remite a la naturaleza y no al revés. Por ejemplo, si la “función” de un pájaro es volar (por decirlo de alguna manera) necesita que su naturaleza se lo permita, sino para que necesita las alas. Si la función de un martillo es golpear con contundencia para mover un elemento necesita una naturaleza acorde, con una goma no se podría. La naturaleza humana tiene también una “función” que esta determinada por el fin que justifica todas las funciones particulares del alma y del cuerpo. Cada partecita del ser está en función de algo que le da unidad, sin unidad no hay crecimiento sano. Seria larguísimo enumerar ahora cada cosa de la que estamos hechos y para que está, pero si vamos a lo más simple como son nuestros componentes materiales comprenderíamos de alguna manera el resto aunque no lo nombremos. Por ejemplo: el corazón, el hígado, los pies, las manos, el intestino grueso, el ano, los músculos, el cerebro, etc. Cada una de estas partes están para una función y no para otra, no están para darnos placer sino para el buen funcionamiento del organismo. Y cualquier uso que se le de al margen de esta realidad es antinatural.
Esto es lo que determina lo que es normal o anormal en la naturaleza de las cosas. Y no hay muchas vueltas que darle salvo que, por alguna causa inconfesada, queramos justificar lo injustificable.

LIBREPENSADOR

Según entiendo y observo:

No existe el libre pensador, existe si, el hombre que piensa con libertad porque no se deja intimidar por aprietes ideológicos, o compromisos corporativos.

CONDICIONES NATURALES

Según entiendo y observo:

Creo que todos entendemos perfectamente cuando alguien se refiere a las condiciones naturales de una persona, nn deportista, un dibujante, un músico, incluso un simpático, un humorista. etc.
Creo que una de las cosas que mas nos cuesta vivir a los humanos es la aceptación de la realidad. Siempre la realidad es una y nuestra mirada es otra cosa. Una mirada defectuosa nos lleva siempre a conflictos, en nosotros mismos y con los demás.

La verdad que nacemos con unas condiciones naturales que nos marcan la vida, después serán las circunstancias lo que harán de nosotros lo que podamos, y terminemos siendo lo que sepamos. Pero la realidad más cruda que aquello esencial que no tenemos no podremos adquirirlo. No pocas veces la realidad intima nos golpea, y hay quien aparentemente nace golpeado, que esta marcado de tal manera que voluntariamente pareciera que no puede hacer nada, es más, todos nacemos con algunas deficiencias propias de la condición humana. Superman solo existe en la ficción,
Pero los conflictos solo se dan cuando no aceptamos la realidad de lo que somos. Hay quien dice aceptarse, sin embargo la actitud es contraria, ya que se revela contra lo que es para ser -o aparentar- ser otro u otra.
La verdad de lo que somos a veces puede ser muy dura, pero se vive más feliz cuando se acepta y no se buscan excusas para justificar la no aceptación y pretender ver y que vean como algo bueno un padecimiento.

MONSTRUOSIDADES

Cuando un monstruo se acostumbra a mirarse no se ve tan horrible.

En el imperio romano, en tiempos anteriores a la llagada del cristianismo ya se reconocía culturalmente el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. Esto podría sonar a condicionamiento social si no fuera porque también se observa semejanza en el reino animal: para que pueden aparearse dos animales se necesita de un macho y una hembra. Y no cabe duda que entre animal no cuentan las imposiciones culturales.

De esto se derivan dos caminos de análisis, uno sobre el significado de la palabra matrimonio y el segundo sobre si es natural que dos seres humanos del mismo sexo puedan unirse sexualmente.

Cada palabra tiene su propio significado y no “el” significado que “cada uno” le quiera dar.

La palabra matrimonio procede de dos palabras romanas: “matris” y “munio”. significan “madre” y “defensa”. Defensa, protección , contención y amparo de la mujer que es madre. La más noble y sublime vocación humana. Los tiempos modernos puso cualquier actividad de la mujer -incluso pasearse por las pasarelas desnudas para exhibirse como mercancías- antes que ser ama de casa y madre.
Llamar matrimonio a la unión de dos personas del mismo sexo es no solo poco serio sino que denota una gran ignorancia. Podría llamarse “homoseximonio”, “geymonio”, “lesbimonio”, o lo que se nos ocurra, menos matrimonio. De la mezcla del azul y el amarillo se forma el verde, nunca entre dos azules.

Lo más claro con todo esto que queda demostrado que los legisladores son políticos que por provenir de la abogacía, del espectáculo, del deporte, del sindicalismo, o desde vaya a saber donde, poco saben de humanidades, y votan solo guiados por razones y conveniencias políticas. No por conocimiento y convicción. Sin descontar influencias o presiones de movimientos libertinos internaciones.

Pero el problema esencial pasa por otro lado, mucho mas atrás, por la pretendida liberación sexual de los sesenta, 1960. Una pretendida libertad que se contradice a si misma. Si se defiende la libertad sexual sin restricciones porque es natural el sexo ¿ porque entonces no se reconoce natural que un padre tenga sexo con su hija? ¿o un hermano con su hermana? ¿o una madre con su hija? ¿O con una oveja si se compraba que éste animalito goza con el acto? ¿Será una cuestión de tiempo? ¿habrá que esperar las próximas generaciones para verlo natural?

Cuando esto ocurre la sociedad huele a podrido. Si no se nota el olor será que nos estamos acostumbrando.

Si tuviéramos memoria o simple conocimiento de la historia comprobaríamos que estas monstruosidades culturales se dieron siempre en épocas de profunda decadencia y corrupción, nunca en tiempos buenos que los hubo.

LIBREPENSADOR

EL libre pensador se presentó en sociedad como un científico aunque en realidad fue un gran artista. Creador de la era moderna y a su vez producto de la modernidad. Un ser con más imaginación y fantasía que rigurosidad científica. Un engreído desconocedor de la propia condición humana. Un ser inteligente, incluso inteligentísimo, que se enamoro de sus propias cualidades intelectuales a tal punto que lo llevó a dar a la inteligencia toda la importancia del ser.

Fue un sujeto que perdió la objetividad enmarañado en subjetividades, Se amo tanto a si mismo al descubrirse iluminado que a modo del bello Narciso no le quedaron ojos para ver más arriba. Echó a Dios de su vida, y como el perro del hortelano pretendió echarlo de la vida de todos para ponerse él en su lugar.
Convengamos que consiguió bastante su propósito.

ERRORES

Los errores conceptuales se sienten en el alma aunque no los conozcamos, y se manifiestan en la conducta aunque no tengamos conciencia. Si no se quiere corregir la conducta porque nos hemos enviciado, lo más probable es que busquemos argumentos convincentes para tapar el error y verlo como un acierto. De esta manera se puede lograr no sentir de alguna manera en el alma la pesadumbre, el peso del error. Pero esto es una vana ilusión, de ninguna manera se va por más que lo intentemos. Los errores que no se logran corregir solo pueden ser satisfechos con la confianza infinita en la misericordia de Dios.

UBICARSE

Lo más importante es ubicarnos en la realidad de lo que somos, sin pretender estar donde no nos ha ubicado la vida. Dije la vida, no el dinero.

LIBREPENSADOR

EL libre pensador se presentó en sociedad como un científico aunque en realidad fue un gran artista.  Creador de la era moderna y a su vez producto de la modernidad. Un ser con más imaginación y fantasía  que rigurosidad científica. Un engreído desconocedor de la propia condición humana.  Un ser inteligente,  incluso inteligentísimo, que se enamoro de sus propias cualidades intelectuales a  tal punto que lo llevó a dar a la inteligencia toda la importancia del ser.

Fue un sujeto que perdió la objetividad enmarañado en subjetividades,  Se amo tanto a si mismo al descubrirse iluminado que a modo del bello Narciso no le quedaron ojos para ver más arriba.  Echó a Dios de su vida, y como el perro del hortelano pretendió echarlo de la vida de todos para ponerse él en su lugar.
Convengamos que consiguió bastante su propósito.