Archivo por meses: febrero 2011

SOBRE ARTE Y ARTISTAS

Según mi criterio, los artistas y aspirantes a artistas hemos de pasar por una etapa previa a la expansión creativa, la del estudio paciente de los descubrimientos anteriores a nosotros, para después, desarrollar todo nuestro potencial y llegar a lo que aún no se ha descubierto. Quien quiera prescindir de esto, será algo parecido a un pájaro tratando de volar sin haber logrado el adecuado desarrollo de sus alas, proporcional al peso de su cuerpo.

Hablando solo de generalidades, el artista de hoy, es el reflejo de una profunda crisis cultural que nos lleva casi sin darnos cuenta, a dejarnos llevar por las modas. La moda hoy impuesta es, la de la originalidad a toda costa y la espectacularidad, y hemos perdido por consecuencia la sensibilidad por las cosas simples, para retratar en muchos casos los oscuros vericuetos de una confusa mente. El artista desea por propia vocación despertar las consciencias, pero no necesariamente debe hacerlo con los lápices o pinceles, también existe la palabra. Después de todo el artista es él, use el instrumento que use.

ENTENDERNOS

Un pensamiento mal explicado equivale a una persona mal comprendida.
Una buena explicación mal interpretada equivale a una persona mal informada.

NIVELES ARTISTICOS

Según entiendo y observo, en todos los tiempos hubo arte elevado, arte de medio pelo y arte de muy bajo nivel. Y seudo arte.
Y distintos niveles de artistas y contempladores, los muy conocedores y de gran sensibilidad como también los de medio y escaso nivel.
Esto es una realidad objetiva, en toda la naturaleza hay grados, niveles y matices.

El que más talentos recibió más obligado está de compartir lo suyo con los que menos recibieron, pero, algo muy malo pasa en una sociedad cuando los que deberían sobresalir por su talento son sepultados en vida por los que, por dinero o ciertas relaciones y “privilegios”, ocupan su lugar.

ARTE CLASICO / ARTE ACTUAL

Un arte extremadamente científico está tan alejado del arte como aquel que carece completamente de el.  En la antigüedad clásica, algunos cayeron en el primer error, hoy nadie cae en ese error.  Caen en el defecto contrario, con la diferencia que hoy no son algunos, son multitud.