"EL ARTE"

Por Augusto Rodin

Testamento:

Jovenes que aspiráis a oficiantes de la belleza, puede que resulte grato encontrar aquí el resumen de una larga experiencia.
Amad devotamente a los maestros que os precedieron. Inclinaos ante Fidias y Miguel Ángel. Admirad la divina serenidad de uno, la salvaje angustia del otro. La admiración es un vino generoso para los nobles espíritus. Guardaos, sin embargo a imitar a vuestros mayores. Respetuosos de la tradición, sabed disentir lo que ella contiene de eternamente fecundo, el amor a la naturaleza y la sinceridad.
Estas son las dos fuertes pasiones de los genios. Todos adoraron la naturaleza y no mintieron jamás. De éste modo la tradición os tiende la llave merced a la cual podéis evadiros de la rutina. Es la propia tradición la que os prohíbe someteros ciegamente a ningún maestro.

Que la naturaleza sea vuestra única diosa…tened en ella una fe absoluta. Estad seguros de que nunca es fea y limitad vuestra visión a seres fieles. Todo es bello para el artista, puesto que en todo ser y en toda cosa su penetrante mirada descubre el carácter, es decir la verdad interior que trasparece bajo las formas. Y esta verdad es la belleza misma.

Estudiad religiosamente y no podréis dejar de encontrar la verdad.
Trabajad con encarnizamiento. Vosotros creadores, fortificad el sentimiento de la profundidad (…)
Vosotros pintores, observad igualmente la realidad en profundidad (…) todos los grandes pintores sondearon el espacio. Es en la noción de espesor donde radica la fuerza. Recordad esto: no hay líneas solo existen volumenes. Cuando dibujen, no os preocupéis por el contorno, sino del relieve. Es el relieve lo que sigue al contorno.

Ejercitaos sin descanso. Es preciso extenuarse en el oficio.

El arte no es más que sentimiento… pero sin la ciencia de los volumenes, de las proporciones, de los colores, sin la habilidad de la mano, el más vivo sentimiento se queda paralizado.

Que seria del más grande de los poetas en un país extranjero cuya lengua ignoran? En la nueva generación de artistas hay numerosos poetas que se niegan a aprender a hablar. Es así como no hacen más que balbucea !Paciencia! No contéis con la inspiración, ella no existe.

Las únicas cualidades del artista son: prudencia, atención, volumen y sinceridad. Cumplid vuestra tarea como honrosos obreros.
Sed auténticos, jovenes! Pero esto no significa ser vulgarmente exactos. El arte comienza cuando se vuelca la verdad interior. Que todas las formas, que todos vuestros colores, traduzcan sentimientos. (…)

Nada mejor que la síntesis de la verdad interior, es la que trasmitirá la esencia del arte.

Sed, profunda y ferozmente verídicos. No vaciléis jamás en expresar lo que sentáis, ni siquiera cuando os encontréis en oposición con las ideas corrientes y por todos aceptadas. Puede ocurrir que al principio no seáis comprendidos, pero vuestro aislamiento será de corta duración. Pronto vendrán amigos hacia vosotros. Puesto que lo que es profundamente verdadero para un hombre, lo es para todos, Por lo tanto, nada de gestos, nada de contorciones para atraer al publico. ¡Simplicidad, ingenuidad! Los mas bellos motivos se encuentran delante de vosotros: son aquellos que conocéis mejor.

Los maestros son aquellos que miran con sus propios ojos, lo que todo el mundo ha visto, los que saben percibir la belleza de lo que es demasiado familiar para los otros espíritus. Los malos artistas calzan siempre los anteojos del prójimo.
La gran cuestión es ser capaz de emocionarse, de amar, de esperar, de vibrar, de vivir. ¡Sed hombres antes que artistas!.

“La verdadera elocuencia se burla de la elocuencia” decía Pascal. “El verdadero arte se burla del arte”. Admitid las criticas justas. Las reconoceréis fácilmente. Son aquellas que os confirman en una duda que os persigue. Pero no os dejéis abatir por aquellas que vuestra conciencia no admite. (…) No perdáis vuestro tiempo en anudar relaciones mundanas o políticas. Veréis a muchos de vuestros cofrades llegar por la intriga a los honores y a la fortuna. Estos no son verdaderos artistas. Algunos de ellos son, sin embargo muy inteligentes, y si vosotros os ponéis a luchar con ellos en su propio terreno, perderéis tanto tiempo como ellos mismos, es decir toda vuestra existencia, entonces no os quedará ni un minuto para ser artista.

Amad apasionadamente vuestra misión, no existe otra más bella. Es mucho más alta que lo que el vulgo cree.

El artista da un gran ejemplo, adora su oficio: su más preciosa es la alegría de concretar su obra.

EL MUNDO SOLO SERA FELIZ CUANDO TODOS LOS HOMBRES TENGAN ALMA DE ARTISTA, ES DECIR CUANDO TODOS SIENTAN PLACER DE SU LABOR.

El arte es una magnifica lección de sinceridad. El verdadero artista expresa siempre lo que piensa, aún a riesgo de hacer tambalear todos los prejuicios establecidos. De éste modo enseña la franqueza a sus semejantes. Imaginaos que maravillosos progresos se realizaran si la verdad absoluta reinara sobre los hombres! ¡Que pronto la sociedad se desprendería de sus errores y sus fealdades y con que rapidez nuestra tierra se convertiría en un paraíso.