RESURGIMIENTO

Donde hubo fuego cenizas quedan…

Según entiendo y observo:

Por una mentalidad muy difundida hoy, hay personas que se creen modernas y abiertas por pensar con libertad.

Libertad… a modo de liberación (de una moral que lo comprometa) y liberación de fundamentos serios que invaliden su pensamiento.
Abiertas… a todo, también a las cosas que matan su consciencia.

Tan libres y abiertas que a fuerza de ver y gozar de tanta luz dañina se han quedado ciegos. Y tan acomodados a esa triste realidad que todo pensamiento coherente les resulta exagerado y fanático.

Pero, como por inteligencia astuta llegan a ocupar lugares de influencia estos llevan casi de las narices a la infinidad de incautos, que no son pocos. Entre todos hacemos esta sociedad enferma.

Podemos revertirla, pero no queremos, porque nos sentimos vencidos o porque preferimos pactar por intereses económicos o de simple supervivencia.

Es difícil no ser parte de la degradación humana, pero no imposible, el mundo puede pudrirse, no necesariamente tengas vos que pudrirte con el.