INTELECTUALIDAD

Según entiendo y observo:

El coeficiente intelectual, la rapidez, y la astucia de una persona no tienen nada que ver con su salud psicológica.

Cuantos filósofos, sociólogos o escritores – puestos en el primer plano internacional en cuanto al reconocimiento cultural por su magistral inteligencia- han sufrido y no han podido con sus perturbaciones, y contribuido por esta causa a trastornar psicológicamente a generaciones por su nefasta influencia.

Por eso, habría que tener presente que en el camino de la intelectualidad no se llega a la sabiduría si no es por la vía de la sencillez. Sencillez que es simplicidad, no simpleza. No es rebusque, ni retorcimiento. La sencillez aunque depende del intelecto, (todo depende del intelecto) no tiene nada que ver con el, lo trasciende y supera porque viene de más adentro, del corazón mismo del alma.