SOBRE LA SINCERIDAD DEL PINTOR

De un cuadro puede haber mucho para decir, pero todo lo que se diga me parece bastante relativo, opino que un cuadro debe hablar por si solo, con su propio lenguaje.
Desconfío de las palabras que acompañan las obras, me parecen que están para adornar la escasez de talento.